Títulos Tapas Papel Video Contacto Login
  • Tapa de la semana
  • Contratapa de la semana
  • Foto que habla
  • Foto del recuerdo
    • Banco Macro
    • Claro
  • Registrate
  • Complejo Cable Carril
  •  90.5 - La letra que nos une
  • Te gusta!
  • Cooperativa La Riojana

Graciela Olima (tía de los menores) pidió Justicia durante casi siete años

45 años de prisión por abuso sexual a tres niños

“Sentí paz y que no luché en vano… Es una condena ejemplar. Siempre lo dijimos, los niños no mienten”, fueron las palabras de la tía de los niños abusados, Graciela Olima, luego de la lectura de sentencia a Walter Gordillo. Su lucha comenzó en 2012 cuando los menores tenían 3, 7, 9 y 11 años. Habían sido abandonados por sus padres y sostenía la sospecha de que al menos tres de ellos habían sufrido abuso. “Dios quiera que esto sea un antes y un después, muchos niños son violados y los padres les tienen que creer”, expresó. En tanto la fiscal Analía Alcaráz señaló: “Ponerle un fin es darle una respuesta a esta familia. Hoy hablamos de una condena, luego de haber escuchado a los menores estaba absolutamente convencida de que lo que decían los niños era cierto”.

Finalmente la Justicia resolvió condenar a Walter Gordillo a 45 años de prisión, acusado por el abuso de tres menores. Se trata de los niños Olima quienes además de ser abandonados por sus padres, sufrieron en silencio el dolor del abuso sexual de quien era por entonces su vecino.

En 2012 fueron recogidos por su tía Graciela quien nuca dejó de pedir justicia. En aquel momento la mujer relataba que los niños de 3, 7, 9 y 11 años habían sido abandonados por sus padres y sostenía la sospecha de que al menos 3 de ellos habían sufrido abuso.

A mediados de ese año, unos vecinos la llamaron por teléfono y comunicaron lo que sucedía con los pequeños: “Fui a verlos y estaban solitos, sucios, flaquitos. En estado de completo abandono. Cuando vi eso, me agarró un estado de desesperación, los cargué en el auto y los traje a mi casa. Los bañamos, les compramos ropita, les dimos de comer y les preparamos un lugar donde dormir. Los niños estaban irreconocibles”, comentaba Graciela en la tapa de Diario Chilecito en marzo de 2013.

Pero la situación se agravó aún más cuando los propios niños le contaron el sufrimiento que pasaron, cuando fueron abusados por un vecino: Walter Gordillo “El Chapero”.

A partir de allí la mujer luchó permanentemente por justicia, y por darles a sus pequeños un poco de felicidad y niñez. Sin embargo, el camino fue largo. Demasiado. Graciela acudió a la Justicia... Tribunales, Asesoría de Menores, pero... “en ningún lugar tuve respuesta. En todos lados dilataron mis pedidos. El doctor Luján, de la Asesoría de Menores me contestó que a veces los niños mienten…”.


A casi 7 años finalmente la justicia llegó

Públicamente conocido como el Caso Olima, durante la mañana del pasado martes 19 de febrero el Tribunal de Chilecito dio lectura de sentencia, condenando al hombre a cumplir la pena de 45 años de prisión tal cual lo había pedido Fiscalía.

Tras el fallo la fiscal Analía Alcaraz comentó: “Algo muy importante, novedoso y que nos hace muy bien como Estado es que las juezas hayan resuelto darle al caso una perspectiva de género; eran tres menores y dos eran niñas, por eso se lo declaró al caso con violencia contra la mujer”, remarcando la importancia “porque tenemos muchísimos casos de abuso últimamente y se los está viendo como simples abusos, y no se les está poniendo el énfasis en la perspectiva de la violencia de género que es lo que persigue la Ley 26485”.

Asimismo informó que en dicha sentencia “ordena al organismo provincial y municipal con competencia en Minoridad, que les otorgue asistencia y tratamiento psicológico gratuito a los tres menores”.

Indicó además que “se ordenó el traslado inmediato aun cuando su defensa anuncio la casación. Será trasladado de inmediato para que comience a cumplir su pena”. Consultada sobre los padres de los pequeños, consideró que “los padres tienen que ser investigados”.

Al finalizar, la fiscal se refirió a la culminación de este caso, expresando que “ponerle un fin es darle una respuesta a esta familia y a la sociedad toda que pedía una conclusión, que pedía justicia. Hoy hablamos de una condena, en este caso luego de haber escuchado a los menores estaba absolutamente convencida de que lo que decían los niños era cierto”.

“Más allá de todo el daño, ojalá puedan salir adelante. Vimos Cámara Gesell de hace 5 años atrás que no podían hablar y ahora de hace 4 meses se nota que están recibiendo educación, están alimentados, una de las niñas será abanderada… uno ve que su vida va bien”, sostuvo la fiscal al culminar.


“Sentí paz y que no luché en vano…”

Fueron las palabras de la tía de los niños abusados, Graciela Olima, luego de la lectura de sentencia a Walter Gordillo.

“Es una condena ejemplar. Siempre lo dijimos, los niños no mienten. Dios quiera que esto sea un antes y un después, muchos niños son violados y los padres les tienen que creer, respetar los derechos de los niños”, manifestó.

“Fueron casi 7 años de lucha”, expresó la mujer quien se comprometió a seguir acompañando a los familiares de otros casos, quienes permanentemente reclaman justicia: “Fuimos a todas las marchas incluso a La Rioja, acompañé siempre porque el que la pasó sabe lo que es estar solo”, sostuvo Olima.

Por último, habló sobre el futuro de los pequeños asegurando que “la vida de los niños es normal, con terapia, en familia, conteniéndolos y más unidos que nunca porque siempre dijimos la verdad. Las pruebas y la verdad siempre estuvieron”.

  • Puede enviar un mensaje al autor de este artículo haciendo click aquí:
  • Mensaje al autor
  • Publicado por Natalia Petric (Diario Chilecito) el Thursday 21 de February de 2019 a las 15:45 Hs.
Copyright 1998-2019 Grupo E·mail® - Todos los derechos reservados.
+54(03825) 423·700 (Chilecito - La Rioja - Argentina)